Su función más importante es hacer felices a los niños, ya que no existe nada más esencial que la sonrisa de ellos. Siendo un espacio creado para favorecer y facilitar el juego. En el cual estos miembros de la comunidad educativa van para jugar libremente con todas sus potencialidades y necesidades lúdicas. Se encontrarán con el personaje principal de la ludoteca: el juguete (objeto intermediario y cultural, motivador de nuevas conductas y motor de la creatividad). A través del juego/juguete se pretenderá proporcionar aprendizajes , adquisición de conocimiento , desarrollo de habilidades, de forma natural y agradable, porque en la ludoteca la construcción del conocimiento es una delicada aventura, este lugar es diseñado, imaginado, soñado, para que los jóvenes, niños, adultos, puedan vivir plenamente con toda su curiosidad y entusiasmo.

Los encargados y responsables de cumplir con este objetivo son los ludotecarios o facilitadores de juego (individual y grupal), además de clasificar y catalogar juegos y juguetes, planificando animaciones lúdicas y eventos especiales de integración, es decir, que actúa facilitando el juego en lugar de dirigirlo, prestando especial atención a la creación de una atmósfera libre de fracaso y a un ambiente que estimule la creatividad, la diversión, elevando el nivel de desarrollo de la persona. Esta propuesta está dirigida a toda institución abierta a las necesidades y a los cambios, donde se trabaje para lograr que sus alumnos alcancen un equilibrio emocional, sensible e intuitivo, fortalecido para enfrentar en un futuro próximo la inserción a la sociedad.

Objetivos generales:

  1. Satisfacer la necesidad de contar con un espacio lúdico, como herramienta integradora tanto del niño con el juguete y entre ellos.
  2. Potenciar la utilización de la actividad lúdica como un recurso educativo y creativo en el tiempo libre.
  3. Favorecer la integración y socialización (aceptación del otro), tanto en la institución como en el mundo externo
  4. Favorecer y facilitar el juego.
  5. Estimular la libertad y ofrecer seguridad para la acción.
  6. Permitir la expresión de la creatividad.
  7. Generar igualdad de oportunidades lúdicas.
  8. Transmitir valores humanos.
  9. Propiciar un espacio placentero, alegre, sorpresivo, curioso y vivo.